viernes, 13 de mayo de 2011

 

 Se define como "formar un carácter capaz de dominar la comodidad y los impulsos propios de su forma de ser para hacer la vida más amable a los demás." Eso en pocas palabras, como se puede notar es un valor bastante escencial para la rutina diaria; Sin conformidad y control propio no habrá conformidad ni control hacia los demás individuos con quien se encuentren en la vida cotidiana.

Este valor ayuda a controlar impulsos de nuestro carácter y la comodidad mediante la voluntad. Estimula al afrontar con serenidad los contratiempos que puedan presentarse conforme el tiempo de la vida y tener paciencia, también por sobre todo respeto en las relaciones con otras personas y/o animales. Para algunas personas, la falta de este valor se puede manifestar claramente por el deseo de convertirse en el centro de atención en todo lugar, acaparar conversaciones, presumir de sus logros, compararse continuamente con los demás, entre otras cosas, lo que lleva a ser de esta persona algo irritante.

 

El autodominio también ayuda a ser personas mucho más sencillas, hombres y mujeres de acción y no de palabras inútiles, y es importante destacar estas palabras, ya que en la actualidad la carencia de este valor se está produciendo en masas enormes. En familia este valor es indispensable para tener una sana convivencia ya que implica aprender a tolerar a cada uno de esos roces que pueden ocurrir entre familiares, ya que no se trata de desentenderse, al contrario, es de dar ejemplo de serenidad, comprensión y cariño.


Las costumbres y hábitos determinan en mucho la falta de autodominio. Se debe comenzar por analizar cuales de ellas impiden vivir este valor.

 

Sugerencias para tener un buen autodominio:

 

1. Aprender a escuchar. De no ser así, es una gran muestra de la falta de autodominio.
2. No intentar distinguirse entre la gente de manera inadecuada, ya sea por; comer abundantemente, decir disparates, vestir de forma extravagante, mostrar un mal comportamiento y malos modales.
3. Evitar deseos de enterarse de cosas que no incumben en tu vida, pues ya podría hacer comentarios imprudentes, dar consejos que no fueron solicitados o entre otras cosas de opiniones que no respectan a un tema tuyo.
4. Dedicar unos minutos cada día para reflexionar, así podría hacer una pequeña lista sobre las situaciones que normalmente disgustan en tu vida, provocan pereza, caer en excesos o aquellas en las que evades las responsabilidades.
5. Como un consejo, de la lista mental que prepare, puede seleccionar dos de ellas, reflexionar sobre la actitud correcta que se debe adoptar para el caso y llevarla en práctica; Tiempo después seleccionar otras dos o tres, y así sucesivamente.

 

EJEMPLO DE MAL AUTODOMINIO PERSONAL:


 

La persona que puede controlarse interiormente tiene el privilegio de vivir una alegría plena para su vida, pues jamás se deja llevar por los disgustos o contratiempos que le puedan ocurrir. Consecuentemente, esto ayuda a tener excelentes relaciones personales, principalmente por la cordialidad y delicadeza que tiene de sacar un buen autodominio.

 

 

EJEMPLO DE BUEN AUTODOMINIO PERSONAL:

 

 

A continuación se presenta un video que caracteriza y demuestra el valor del Autodominio.

El video en sí relata la comprensión del autodominio, algunas fraces reelevantes a esta y un discurso bastante interesante.

 

 

Relato de un cuento sobre el autodominio:

 

Genghis Khan era un gran rey y guerrero.

            Llegó con su ejército a China y Persia, y conquistó muchas tierras. En todos los países, los hombres referían sus hazañas, y decían que desde Alejandro Magno no existía un rey como él.

            Una mañana, cuando descansaba de sus guerras, salió a cabalgar por los bosques. Lo acompañaban muchos de sus amigos. Cabalgaban jovialmente, llevando sus arcos y flechas. Sus criados los seguían con los perros.

            Era una alegre partida de caza. Sus gritos y sus risas resonaban en el bosque. Esperaban obtener muchas presas.

            En la muñeca el rey llevaba su halcón favorito, pues en esos tiempos se adiestraba a los halcones para cazar. A una orden de sus amos, echaban a volar y buscaban la presa desde el aire. Si veían un venado o un conejo, se lanzaban sobre él con la rapidez de una flecha.

            Todo el día Genghis Khan y sus cazadores atravesaron el bosque, pero no encontraron tantos animales como esperaban.

            Al anochecer emprendieron el regreso. El rey cabalgaba a menudo por los bosques y conocía todos los senderos. Así que mientras el resto de la partida tomaba el camino más corto, él eligió un camino más largo por un valle entre dos montañas.

            Había sido un día caluroso, y el rey tenía sed. Su halcón favorito había echado a volar, y sin duda encontraría el camino de regreso.

            El rey cabalgaba despacio. Una vez había visto un manantial de aguas claras cerca de ese sendero. ¡Ojalá pudiera encontrarlo ahora! Pero los tórridos días de verano habían secado todos los manantiales de la montaña.

            Al fin, para su alegría, vio agua goteando de una roca. Sabía que había un manantial más arriba. En la temporada de las lluvias, siempre corría por allí un arroyo caudaloso, pero ahora bajaba una gota por vez.

            El rey se apeó del caballo. Tomó un tazón de plata de su morral, y lo sostuvo para recoger las gotas que caían con lentitud.

            Tardaba mucho en llenarse, y el rey tenía tanta sed que apenas podía esperar. En cuanto el tazón se llenó, se lo llevó a los labios y se dispuso a beber.

            De pronto oyó un silbido en el aire, y le arrebataron el tazón de las manos. El agua se derramó en el suelo.

            El rey alzó la vista para ver quién le había hecho esto. Era el halcón.

            El halcón voló de aquí para allá varias veces, y al fin se posó en las rocas, a orillas del manantial.

            El rey recogió el tazón, y de nuevo se dispuso a llenarlo.

            Esta vez no esperó tanto tiempo. Cuando el tazón estuvo medio lleno, se lo acercó a la boca. Pero apenas lo intentó, el halcón se echó a volar y se lo arrebató de las manos.

            El rey empezó a enfurecerse. Lo intentó de nuevo, y por tercera vez el halcón le impidió beber.

            El rey montó en cólera.

            - ¿Cómo te atreves a actuar así? -exclamó-. Si te tuviera en mis manos, te retorcería el cuello.

            Llenó el tazón de nuevo. Pero antes de tratar de beber, desenvainó la espada.

            - Amigo halcón -dijo-, ésta es la última vez.

            No acababa de pronunciar estas palabras cuando el halcón bajó y le arrebató el tazón de la mano. Pero el rey lo estaba esperando. Con una rápida estocada abatió al ave.

El pobre halcón cayó sangrando a los pies de su amo.

            - Ahora tienes lo que mereces -dijo Gesghis Khan.

            Pero cuando buscó el tazón, descubrió que había caído entre dos piedras, y que no podía recobrarlo.

            - De un  modo u otro, beberé agua de esa fuente -se dijo.

            Decidió trepar la empinada cuesta que conducía al lugar de donde goteaba el agua. Era un ascenso agotador, y cuanto más subía, más sed tenía.

            Al fin llegó al lugar. Allí había, en efecto, un charco de agua, ¿pero qué había en el charco? Una enorme serpiente muerta, de la especie más venenosa.

            El rey se detuvo. Olvidó la sed. Pensó sólo en el pobre pájaro muerto.

            - ¡El halcón me salvó la vida! -exclamó-. ¿Y cómo le pagué? Era mi mejor amigo, y lo he matado.

            Bajó la cuesta. Tomó suavemente al pájaro y lo puso en su morral. Luego montó a caballo y regresó deprisa, diciéndose:

            - Hoy he aprendido una lección, y es que nunca se debe actuar impulsado por la furia.

 


                                    Tomás Jefferson. Versión de James Baldwin.

 

 

Chistes de Autodominio:

 

1) Se encuentran dos amigos:
- ¡Ey tu!, ¿Como te va?
- Muy bien, ayer mismo estuve en la feria de tu pueblo y entre pitos y flautas me gasté 500bsf.
- ¿Y como fue eso?
- Pues 200 en pitos y 300 en flautas.

 

2) -¡Ayer salve a una chica de ser violada!
-¿¡Y como lo hiciste!?
-Autodominio, mi amigo, Autodominio.

 

 

Con autodominio se puede lograr el éxito.

 

 

 

 

 

 

Alexander película: Trata sobre el autodominio en la esencia del hombre, ya que entre su pesada historia se puede notar el esfuerzo que usó para concentrarse en si mismo y no perder el control de su ser. Alexander representa autocontrol, valor y coraje.

 

 

Hipervínculos:


- La importancia del Autodominio.

- Lección sobre el Autodominio.

- Autodominio según la Real Academia Española.

- Valor del Autodominio.

 

 

Conclusiones:

Para concluír con el rema dado, es necesario dejar en claro que lo que se desea es poder interpretar de manera correcta y darle uso al autodominio ya sea con mentas diarias, semanales, mensuales y evitando los vicios malos.


Publicado por Echelonn @ 2:08
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios